Salud visual

Lentes de Contacto, Lentes graduados y lentes de sol +Visión para proteger tu salud visual


Garantía de 100% satisfacción

En esta sección encontrarás preguntas frecuentes en relación a nuestros diferentes productos, lentillas, gafas graduadas y gafas de sol, presentes en ópticas +Visión y como éstos contribuyen con el cuidado de tu salud visual.

Esperamos que ésta información sea de gran utilidad, aún así, recomendamos siempre que ante cualquier duda o problema relacionado con tu salud visual que se presente, lo mejor es contactar con tu óptico-optometrista habitual, puesto que es necesario recibir una atención personalizada para cada caso.

eye-icon

Examen de la vista

Aprende como puede afectar la edad a tu vista.

kids-icon

En los niños

Consejos para cuidar la vista de los más pequeños.

gIcon

Disfunciones visuales

Conoce las disfunciones visuales y sus posibles sintomas.

Examen de la vista

¿A partir de qué edad se empiezan a usar gafas progresivas?


Todos los miopes e hipermétropes a partir de más de 40 años son usuarios potenciales de las lentes progresivas. Si es tu caso, y nunca antes has utilizado unas gafas con cristales progresivos consulta con nuestros ópticos-optometristas cual sería tu mejor opción.

¿Cada cuanto conviene revisar la vista?


  • De 0 a 5 años: existen problemas visuales en los cuales es muy difícil actuar y encontrar la mejor solución si no es en los primeros años de desarrollo del niño. Esta etapa es primordial para reaccionar ante ellos.
  • De 5 a 16 años: etapa en la que el niño inicia la escolarización, se debe revisar la vista en profundidad para valorar su agudeza visual, ya que según el Informe de Salud de los escolares (2007), uno de cada tres casos de fracaso escolar se debe a problemas de visión. Además, más del 80% de lo que el niño aprende entra por los ojos-*
  • De 16 a 25 años: etapa universitaria en que las horas de estudio hacen que la visión se someta a gran esfuerzo. Importante revisar la vista por si hay variaciones de graduación.
  • De 25 a 40 años: en caso de no tener ningún defecto visual, se puede espaciar las revisiones de la vista y efectuarlas cada dos años.
  • Más de 40 años: nuestra capacidad visual puede verse afectada a partir de esta edad, podemos empezar a tener vista cansada y se puede dar la aparición de algunas patologías oculares. Por tanto, la revisiones de la vista deben volverse a efectuar anualmente.

* Información extraída de la campaña de protección ocular

En los niños


La hipermetropía en los niños

Sobre todo en niños menores de 6 años, los cuales aún no han completado su desarrollo ocular, existe el riesgo de que una hipermetropía sin compensar produzca estrabismo o ambliopía (ojo vago), de ahí la necesidad de realizar controles visuales a los niños de estas edades.

El estrabismo convergente (desviación del ojo hacia adentro) puede tener su origen en una hipermetropía elevada sin corregir. En ese caso, es necesario compensar totalmente esa hipermetropía para disminuir la desviación todo lo que sea posible.

La miopía en los niños

Los niños que sufren miopía al igual que los adultos se caracterizan por no ver correctamente los objetos lejanos. Estos niños suelen apretar los ojos para compensar este defecto refractivo y enfocar mejor. Aquellos que no usan gafas o no tienen corregida su miopía normalmente son más tímidos y despistados y prefieren actividades como la lectura, pintura o manualidades, debido a que estas tareas se realizan a distancias muy próximas.

Consejos:

  • Los niños prematuros tienen una alta probabilidad de padecer miopía, casi un 40%.
  • Los niños con padres o abuelos miopes deben de ser examinados por un oftalmólogo u optometrista especialistas en visión infantil.
  • Un examen se puede realizar incluso a bebes pero la edad ideal para revisar la visión de un niño son los tres años.

Consejos para cuidar tu vista


No olvides hacerte un estudio optométrico cada año o cuando notes: fatiga visual, dolor de cabeza, visión borrosa o doble, lagrimeo o enrojecimiento de ojos, modificaciones en tu visión de lejos o cerca o si disminuye tu rendimiento en los estudios o trabajo. ¡Visita nuestras tiendas y consulta a nuestros especialistas!

Mientras estudias o lees

  • No te acerques mucho al papel, guarda 30 ó 40 cm. de distancia y no ladees la cabeza o la espalda.
  • Cuando estudies, descansa un minuto cada 3 ó 4 páginas.
  • Al leer, haz descansos de vez en cuando.
  • Usa una iluminación general y otra cerca que te deslumbre (diestros a la izquierda y zurdos a la derecha).
  • No leas cuando estés demasiado cansado, a punto de dormir o al levantarte, espera al menos 1 hora. Coge el lápiz a unos 3 cm. así evitarás forzar la postura y verás mejor lo que estás escribiendo.
  • Al leer o escribir es conveniente que el plano de la mesa esté inclinado 20°.
  • Cuando vayas en coche evita la lectura u otras actividades de cerca.

Frente al ordenador

  • La pantalla debe estar frente a ti a 20º por debajo de tu horizonte visual y a 55-60 cm. de distancia.
  • Coloca los documentos escrito en un atril vertical y a la misma altura y distancia que la pantalla.
  • Usa un teclado inclinable e independiente con superficie mate.
  • La mesa deber ser poco reflectante y tener unas dimensiones suficientes.
  • Utiliza un asiento estable, giratorio, con respaldo reclinable y ambos regulables en altura. Y si puedes, usa un reposapiés también.
  • Comprueba que toda la iluminación tenga unos niveles de 500 a 1000 lux. Evita cualquier deslumbramiento en a pantalla, mesa, teclado u ojos, evita sentarte frente a una ventana sin cortinas, ya que el contraste entre la luminosidad de la pantalla y la zona situada detrás de ella podría provocar estrés y molestias oculares.
  • Coloca cortinas que tamicen y atenúen la luz y ubica la pantalla en perpendicular a las ventanas
  • Cada 15-20 minutos haz cambios de mirada cerca-lejos para relajar la visión. Cada 1 ó 2 horas levántate un rato y descansa.
  • Parpadea con más frecuencia: un parpadeo inadecuado es la principal causa de sequedad en los ojos cuando se trabaja delante de un ordenador. Parpadear con frecuencia permite humedecer las lentillas y sentirse más cómodo.
  • En caso de llevar lentillas, elige las que estén fabricadas con un material que retenga la humedad y minimice estos efectos, como las Lentex + Silicone.

Disfunciones visuales


¿Qué es la miopía?

La miopía es una disfunción visual que conlleva dificultades para enfocar bien los objetos lejanos. La distancia a la que se ve bien depende del grado de la miopía.

El ojo miope suele ser más alargado que el ojo normal y enfoca la imagen por delante de la retina.

Existen dos tipos de miopía:

  • Miopía Simple, hasta 6 ó 7 dioptrías. Se estabiliza en torno a los 20 – 23 años
  • Miopía Patológica, también llamada magna o progresiva, a partir de 7 dioptrías. Se estabiliza a una edad más avanzada.

Lo más normal es que la miopía se desarrolle entre los 10 y los 23 años, aunque puede aparecer a cualquier edad. Puede haber un factor genético, la probabilidad de ser miope con antecedentes familiares es elevada.

Síntomas

El primer síntoma es ver borroso al observar objetos lejanos. Si la miopía va acompañada de astigmatismo o de algún problema en la visión binocular, además de ver mal de lejos pueden aparecer otros síntomas: dolores de cabeza, fatiga ocular o incluso visión doble. Los miopes suelen entornar los párpados, ya que de esa manera logran ver un poco más nítido.

¿Cómo se compensa?

Se compensa con lentes cóncavas o negativas.

¿Qué es la hipermetropía?

La hipermetropía es una disfunción visual que nos impide ver suficientemente nítidos los objetos próximos. El ojo hipermétrope enfoca la imagen por detrás de la retina. Este efecto refractivo suele ser debido a un menor tamaño de ojos. Por tanto, la hipermetropía suele estar presente, con frecuencia, desde que nacemos.

Una persona hipermétrope tiene problemas de visión a distancias cortas, la visión de objetos a largas distancias implica un esfuerzo para los músculos ciliares para poder enfocar la imagen correctamente sobre la retina.

Los niños suelen acomodar (es un cambio en la forma del cristalino) y consiguen que su agudeza visual no disminuya, aunque esto les puede producir dolor de cabeza, fatiga visual e incluso retraso en el aprendizaje.

En los adultos esta capacidad acomodativa se va reduciendo con la edad y alrededor de los 35-40 años afecta no solo a la visión de cerca si no también a la visión lejana.

Síntomas:

  • Dolor de cabeza, a causa del esfuerzo ocular
  • Fatiga ocular, picor o escozor de ojos
  • Dificultad de concentración y de mantenimiento de la visión clara durante la lectura
  • Visión borrosa de lejos si la acomodación no es capaz de compensar el defecto

Aún así, los síntomas del paciente dependen de la edad del mismo. Se debe destacar el hecho de que la hipermetropía, en muchos casos, es asintomática.

¿Cómo se compensa?

Se compensa con lentes cóncavas o negativas.

¿Qué es el astigmatismo?

El astigmatismo es una disfunción visual que generalmente proviene de un problema en la curvatura de la córnea que impide el enfoque claro de los objetos tanto de lejos como de cerca.

En un ojo normal, sea miope o hipermétrope, la córnea es esférica (o sea, como un balón de fútbol). En un ojo astigmático, la córnea será achatada, tórica (o sea, como un balón de rugby). La dirección de ese aplastamiento determina el eje del astigmatismo.

El astigmatismo puede interferir con las actividades cotidianas que requieren ver de lejos, como las señales de tráfico, o de cerca, como leer una revista. Es habitual encontrarlo asociado a la miopía e hipermetropía. Suele afectar tanto a niños como a adultos.

Síntomas

  • Visión borrosa a cualquier distancia
  • Dolor de cabeza
  • Molestias oculares e irritación

Si se trata de un astigmatismo poco importante, suele producir jaquecas. En el caso de un astigmatismo importante, provoca una visión deformada y a ratos borrosa. La deformación se incrementa, cuando el objeto observado está formado por líneas o cuadrículas.

Cuando se trata de niños es muy difícil detectarlo porque no se quejarán de que ven borroso, sin embargo es muy importante detectarlo lo antes posible porque puede llegar a afectar su rendimiento académico o a la hora de hacer deporte.

¿Cómo se compensa?

Se compensa con lentes tóricas (más curvadas en un sentido que en otro).

¿Qué es la presbicia o vista cansada?

La presbicia se denomina comúnmente vista cansada. Es una alteración de la visión debida a los cambios del poder de acomodación del ojo humano producidos por la edad. Se ve dificultada la visión cercana. La presbicia es una evolución natural y no una enfermedad ocular.

Síntomas:

Los síntomas empiezan a aparecer alrededor de los 45 años y progresan hasta los 60 aproximadamente. Se nota una pérdida de capacidad de lectura de cerca con poca luz, y cada vez es preciso alejar más los objetos para verlos con nitidez. Los síntomas se acentúan en condiciones de baja luminosidad y al final del día.

¿Cómo se compensa?

Las lentes progresivas suelen ser la mejor solución, ya que permiten un perfecto enfoque a todas las distancias.

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma no es una disfunción visual, sino que es una enfermedad visual. En concreto, es una de las principales causas de la ceguera en el mundo, especialmente entre la gente mayor. Es una enfermedad del nervio óptico que se produce por un exceso de presión del líquido existente en el interior del ojo. Si los puntos por donde fluye el líquido se obstruyen, la presión aumenta produciendo una lesión en el nervio óptico.

Síntomas

¿Cómo se compensa?

Aunque algunas lesiones son irreversibles, se puede prevenir o evitar que empeore con medicamentos. Por eso son tan importantes las revisiones periódicas con especialistas. En ocasiones, es necesaria la cirugía.

¿Qué es la agudeza visual?

La agudeza visual es la capacidad de percibir, detectar o identificar objetos con unas condiciones de iluminación buenas. La claridad en la visión se denomina agudeza visual y oscila entre la visión completa y la falta de visión. A medida que la agudeza visual disminuye, la visión se vuelve cada vez más borrosa. Normalmente, la agudeza visual de una persona se mide mediante una escala que compara la visión de una persona a 6 metros con la de alguien que tiene una agudeza máxima. Una persona con una visión de 20/20 puede ver los objetos a seis metros de distancia con total claridad, por tanto con una visión de 20/200 ve a seis metros lo que una persona con máxima agudeza ve a 60 metros. Legalmente, una visión inferior a 20/200 se considera ceguera.

¿Si tengo astigmatismo puedo llevar lentillas?

Así es, aunque hace algunos años se creía que esto no era posible, la realidad es que actualmente el astigmatismo puede ser corregido mediante lentillas tóricas. Las mismas, tienen una curvatura más pronunciada en un sentido que en otro que ayuda a corregir la curvatura de la córnea.

Aún así, en caso de astigmatismo leve (menor a dos dioptrías), puedes obtener una buena calidad visual con las lentillas esféricas.

¿Qué es la visión binocular?

Visión en tres dimensiones (con sensación de profundidad) que resulta de la fusión en el cerebro de las imágenes procedentes de ambos ojos. La visión binocular permite captar la profundidad de los objetos o la distancia. Este término es sinónimo de percepción en profundidad. Los problemas de visión binocular a menudo se asocian a problemas de acomodación. Las anomalías de la visión binocular provocan a menudo visión borrosa, aturdimiento, incapacidad de leer mucho tiempo, visión doble (diplopía) ocasional, dificultades para apreciar los relieves y las distancias, etc.

¿Cómo afecta la diabetes a la vista?

Las personas que padecen diabetes tienen más riesgo de perder la visión, concretamente un 25% más. Por ello, el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas, quiere recordar a las personas con diabetes lo importante que son las revisiones periódicas, ya que la detección y el tratamiento temprano pueden limitar la posibilidad de pérdida de visión. Pero, además, las revisiones periódicas no sólo son útiles para detectar las complicaciones oculares asociadas a la diabetes, sino que también pueden ser claves para detectar la propia diabetes.

Entre los problemas oculares con mayor riesgo entre los diabéticos destacamos:

  • Retinopatía diabética.
  • Cataratas.
  • Glaucoma.
  • Edema macular.
  • Desprendimiento de retina.

Además de estas complicaciones, en las personas con diabetes, las fluctuaciones en los niveles de glucemia provocan cambios refractivos, que se traducen en aumentos o disminuciones de la agudeza visual.

¡Encuéntranos muy cerca de ti!

Busca la sucursal más cercana

CONFIANZA +VISIÓN

Garantía de satisfacción

Garantizamos tu satisfacción al 100%, te cambiamos tus lentes o te devolvemos tu dinero durante los 90 días naturales posteriores a la compra.

Servicio gratis de por vida

Nos comprometemos a dar servicio gratuito para toda la vida para los lentes y/o armazón que adquieras con nosotros.

Examen de la vista gratis

La mejor experiencia y tecnología para el cuidado de tus ojos totalmente gratuita.